Nueva York es una de las ciudades más conocidas en el mundo entero, teniendo como fuente de ingresos, un comercio realmente elevado y ajetreado; siendo la lotería una de ellos, la lotería en Nueva York es prácticamente casi igual a cualquier lotería nacional de otros países, con la excepción de que posiblemente sea mucho más movida y tenga más jugadores tras de ella.

Historia

La Lotería de Nueva York fue posiblemente creada como tal en 1967, siendo la tercera lotería en los Estados Unidos; viniendo después de la Lotería de Puerto Rico, creada en 1934, y la lotería de Nueva Hampshire en el año 1964. Para poder jugar esta lotería, los jugadores debían tener al menos 18 años, sin embargo, el mínimo para la lotería de Quick Draw, el mínimo es de 21 años. (Puesto que es un juego en donde se llega a servir alcohol)

Todas las ganancias de la lotería desde su creación, están sujetas a impuestos estatales y federales sobre el precio de la renta.

Poco antes del siglo 20 (XX), la lotería en los Estados Unidos, se utilizaba para aumentar los ingresos necesarios para las instituciones no educativas; como, por ejemplo, edificaciones o carreteras, se sabe que el Ayuntamiento de Nueva York, fue construido gracias a las ganancias de la lotería.

Otras loterías en Estados Unidos, ayudaron a la construcción y reparación de canales, carreteras, ferris, puentes, edificios, iglesias, etcétera. Es más, las iglesias en Nueva York, fueron en parte construidas y reparadas por el dinero proveniente de la lotería de Nueva York.

El 8 de noviembre del año 1966, los ciudadanos de Nueva York, votaron para que se aprobara una enmienda constitucional que autorizara que la lotería de la ciudad, fuera administrada por el gobierno. 

La votación dio más del 60% a favor de los votantes, resultando que el gobierno tomara propiedad de la lotería.

Un año más adelante, en 1967, la legislatura de la ciudad, creó una especie de comisión para la lotería, la cual estaba enfocada en los impuestos y finanzas de la ciudad.

Finalmente, en ese mismo año, la lotería de Nueva York por fin comenzó a dirigir sus ingresos al sector Educación de la ciudad; que posteriormente, otras loterías en el país, comenzaron a imitarla y llevar sus ingresos a las Universidades, institutos y colegios de EE.UU.

A finales del año 1975 y principios de 1976, el gobernador de Nueva York había suspendido todas las ventas de lotería durante aproximadamente 9 meses. Esto fue debido a un escándalo producido por los boletos que no fueron vendidos, ya que estos habían sido seleccionados como ganadores, levantando la idea una posible farsa o trampa para que nadie ganara alguna vez.

El primer ganador de la lotería de Nueva York, fue Lou Eisenberg, quien ganó más de 5 millones de dólares en 1981.

Sin embargo, para esa fecha, los ganadores no podían elegir ni exigir el pago completo en efectivo, únicamente pagos anuales.

Otro escándalo llegó a aparecer en 1986, involucrando a los empleados estatales por manipular los boletos por correo en una sala de correo.

A pesar de ser una de las loterías más famosas en EE.UU, es una de las más criticadas, puesto que es posiblemente la que más bajo paga hoy en día, incluso si se llega a ganar en el primer puesto.

Share This